jueves, 8 de octubre de 2009

El primer salto de la neurona

¿Cuántas veces he leido blogs? ¿cuántas veces he escuchado a gente que escribe a menudo en sus blogs o he entrado en el de algunos amigos para ver si han escrito algo interesante? pero hasta el día de hoy nunca me había planteado tener uno.
¿Seré capaz de escribir de vez en cuándo? ¿se me ocurrirán cosas que contar? nunca se sabe... pero el que no lo intenta no lo consigue, así que aquí está mi pequeño rinconcito, que espero cuidar dia a dia con todo aquello que se me pase por la cabeza (o casi todo, que hay cosas que es mejor no contar)
Yo me pregunto... ¿qué razones te llevan a escribir un blog? asi de primeras solo se me ocurren dos: o tienes grandes ideas que contar al mundo o te aburres como una ostra, de momento no voy a desvelar cual de las dos me ha hecho llegar aquí.

1 comentarios:

Ismael Pérez Fernández dijo...

Hola, hay una tercera opción para crear un blog, y es que tus amigos estén hasta el moño de aguantar tus aficiones y abres un blog para ver dejar de darles el coñazo :-)